jueves, 28 de febrero de 2008

Arousal: Activación Fisiológica y Psicológica

Arousal: Activación fisiológica y psicológica:

Estar bien, preparados, para ejecutar una tarea deportiva depende esencialmente de dos factores: Por una parte, el nivel de activación fisiológica que consideremos óptimo para la ejecución. Esto conlleva una serie de variables fisiológicas que cuando alcanzan cierto nivel facilitan la ejecución: tasa cardiaca, profundidad de respiración, segregación de adrenalina, contracción pupilar, etc…Cuando estas “tasas” alcanzan el nivel idóneo (diferente para cada deporte y para cada persona), nuestra ejecución resulta más efectiva y placentera; por debajo de este nivel idóneo se puede ejecutar lentamente, con falta de reflejos o con pocas ganas. Por encima de este nivel (exceso de activación), pueden producirse bloqueos, miedos y autodiálogos negativos. En el caso de notarse por debajo de dicha zona, se debería aumentar la intensidad del calentamiento previo, además de apretar los dientes y fruncir en ceño, puesto que estas conductas envían señales al cerebro de posturas musculares relacionadas con el enojo, emoción que demanda cierta cantidad de energía, que es lo que se busca. Por otra parte, ante un exceso de activación, los ejercicios de relajación (respiración profunda con retención y expiración lenta junto con desconexión de grupos musculares no necesarios) son la mejor opción para rebajar rápidamente el nivel de activación y resituarse en la “zona óptima”.
Por otra parte, la activación psicológica es necesaria, especialmente en deportes en donde se necesita un foco de atención estrecho, como el tenis, tiro olímpico, saltos de trampolín, etc… Por ejemplo, hay tenistas que calientan convenientemente antes del partido, pero les cuesta entrar en juego y desperdician los primeros juegos del set. Para ello, es conveniente realizar un “calentamiento mental” . Hay diferentes técnicas, como jugar al “veo-veo” consigo mismo, buscar en el entorno cierto tipo de formas como esquinas o ángulos agudos. Sin embargo, y especialmente ciertos deportistas de Europa oriental, se emplea una tabla numérica con los números del 00 al 99 de forma desordenada y el deportista debe buscar los números siguiendo cierto criterio. Por ejemplo, la siguiente tabla es una típica rejilla de concentración:


Las diferentes tareas a realizar podrían ser: Buscar de menor a mayor los números pares (2, 4, 6, …). Buscar los números desde el 99 al 00. Buscar los números desde el 99 descendiendo de 3 en 3. Etc…
Así pues, antes de competir, es esencial un buen calentamiento fisiológico como psicológico.


12 comentarios:

marx alarcon dijo...

Interesante artículo.. Soy Psicólogo, he aplicado la tabla numérica, como ejercicio de entrenamiento de la concentración de la atención y me aporta datos interesantes sobre la disposición para la competencia. Esto lo he realizado con deportistas (edades 14 a 18 años) de levantamiento de pesas, natación, tiro olímpico y atletismo; con un notable mejoramiento en su rendimiento deportivo.

Carlos García dijo...

Gracias por tu comentario Marx. En realidad es un buen ejercicio para el cierre atencional; de hecho, en el centro donde trabajo, muchos de los chavales llevan la tabla plastificada en la mochila deportiva. Hoy en día se pueden disponer de varios ejercicios sustitutos, siendo el más semblante la típica "sopa de letras", aunque al tratarse de un ejercicio más semántico, en este caso el hemisferio cerebral más activo sería el izquierdo. Pero el cierre del foco atencional también se consigue. Con este tipo de ejercicios logramos una vasodilatación cerebral y vasoconstricción periférica, disposición ideal para competir.
Estoy encantado de intercambiar opiniones con un compañero de profesión.
Gracias de nuevo.
Carlos García

Raul dijo...

Muy interesante el artículo. Una pregunta. En que momento del calentamiento se realiza este tipo de ejercicios y durante cuanto tiempo?. Es interesante prescribirlo como otro contenido de los entrenamientos para practicar?

Muchas gracias

Carlos García dijo...

Hola Raúl, gracias por tu comentario. El momento de aplicación del calentamiento mental depende del tipo de deporte, de la activación que demanda el mismo y de las características del deportista. No es lo mismo calentar para tiro con arco que para 100 m. lisos. Ni tampoco para un extrovertido o un introvertido. La experiencia en mi trabajo me demuestra que si el deportista realiza un intenso calentamiento mental suele ser más beneficioso antes del calentamiento físico (en el desplazamiento hacia el estadio, por ejemplo); sin embargo, si se realiza un calentamiento mental ligero (2-3 minutos), también es efectivo tras el calentamiento físico. Lo interesante es ir probando diferentes momentos antes del entrenamiento y que el deportista reporte sus sensaciones durante el mismo.
Gracias de nuevo, Raúl.
Un saludo.
Carlos

Raul dijo...

Muchas gracias Carlos. Probaré en diferentes momentos a ver como reacciona el deportista!

Un saludo

Anónimo dijo...

Hola, Me podrias sugerir donde descargar este tipo de plantillas? Muchas gracias.

Carlos García dijo...

Hola, no sé exactamente a qué tipo de plantillas te refieres, pero si es a la REJILLA DE CONCENTRACIÓN te la puedes descargar AQUÍ

Anónimo dijo...

hola te agradezco por la información , me gustaria saber si tienes algo parecido para trabajar con niños INFANTO juveniles en deportes colectivos como el fútbol, soy Psicólogo y trabajo con niños de escasos recursos y en riesgo social en osorno Chile, ademas si tienes materiales como cuestionarios y pruebas que me puedan servir
atte

Gino Toro Savelli

Carlos García dijo...

Gracias por escribir, Gino.
Realmente no dispongo de material para trabajar con el colectivo que me describes, puesto que estoy enfocado exclusivamente al deporte de alto rendimiento.
Mi experiencia con los deportes colectivos de alto rendimiento (basket y rugby) me han enseñado que uno de los factores esenciales es disponer de un buen líder en el equipo, que focalice y filtre inquietudes o problemas del grupo. El problema se encuentra a la hora de definir un líder en el rango de edad con el que trabajas. En un artículo sobre el tema (http://psicologiaeneldeporte.blogspot.com.es/2008/05/el-liderazgo.html) se exponen algunos de los requisitos básicos para formar un buen líder.
Otro aspecto que considero importante es la distribución de refuerzos dentro del grupo, definiendo bien qué se puede considerar como refuerzo apetitivo y qué como aversivo y aplicarlo con inmediatez y congruencia (se debe tener en cuenta la escala de intensidad estimular del refuerzo, no matemos moscas con un cañón). Para ello funciona bien un cuadrante durante los entrenamientos y marcar la distribución de refuerzos en él, de manera que si un deportista se merece un refuerzo (del signo que sea) se le informa (inmediatez). Como norma es importante que los refuerzos se basen en la adquisición de procesos, aunque es comprensible, teniendo en cuenta las características de la muestra que manejas, que se definan un grupo de conductas dependientes de refuerzo de características disciplinarias.
En fin, es de alabar tu trabajo. Me gustaría haber dominado un poco más el tema, pero mi trabajo me absorbe demasiado.
De todas formas, estaría encantado de compartir contigo información sobre el tema, por lo que tenemos este canal abierto para contrastar pareceres.
Encantado de haberte conocido.
Saludos
Carlos García

Anónimo dijo...

Hola Carlos, soy psicóloga y estoy trabajando con chavales del deporte de tenis, me gustaría saber qué tipo de técnicas podría empezar aplicar con ellos, ya que apenas me estoy iniciando en este mundo del deporte :), llevo ya algun tiempo observandolos y creo que ha llegado el momento de empezar a trabajar con ellos, aplicare lo de la tabla numérica pero me gustaría ver si sabes de algún otro material que pueda a empezar a usar con ellos.

Gracias, un saludo

Carlos García dijo...

Gracias por escribir.
Interesante trabajar con niños en psicología deportiva, aunque según el momento evolutivo se puede limitar la efectividad de las intervenciones a causa de la falta de madurez cognitiva (yo prefiero hablar de madurez de procesamiento).
Pero, también debido a esta falta de madurez, es muy efectivo trabajar con condicionamientos bastante simples, tanto clásicos como operantes o vicarios.
Un aspecto en el que se pueden sentar las bases para una futura actitud positiva en competición, es una distribución efectiva de los refuerzos en los entrenamientos; es decir, por ejemplo, refuerzo positivo apetitivo al "ejecutar" un buen golpe, pero reforzar el proceso de ejecución, no el resultado. En caso de una mala ejecución elaborar un juego de análisis de la ejecución para que el mismo sujeto descubra dónde ha realizado el error y cómo solucionarlo.
Es útil enseñarles a controlar la ansiedad en situaciones comprometidas, de alto valor del refuerzo, tanto aversivo como apetitivo, mediante técnicas de respiración (aspiración profunda con apnea).
Es útil el control ocular de la bola. Pintar algo en algunas bolas y jugar a que identifiquen el dibujo a alta velocidad (relativa).
Y lo más importante: trazar un camino de objetivos vistoso, donde la marca por objetivo (del orden que sea)suponga un refuerzo (bien por eliminación de dificultades, como puede ser tachar, quitar "post it", bien por creación de una figura, ...). La predictibilidad de los acontecimientos es reforzante en sí, por lo que una buena ruta de objetivos refuerza mucho.
Ya me ireás contando cómo te va.
Por otra parte, este tipo de cuestiones las describo ampliamente en mi libro "Psicología Evolutiva en el Tenis"
Gracias por tu comentario
Carlos García

MONICA dijo...

Gracias Carlos, esta semana tuve la oportunidad de trabajar con los niños la actividad de la "Rejilla de concentración", se emocionaron y aunque costó un poco que tomaran la esencia de la actividad, seguiré reforzando esa parte, ya te iré contando como me va, por ahora me he propuesto trabajar sobre el tema "Concentración".

Saludos
PD: Por cierto en el comentario anterior se me olvidó poner mi nombre, soy Monica