viernes, 14 de marzo de 2008

9 consejos básicos para de preparación psicológica en tenis

Algunos simples consejos para ejecutar bien en tenis.
1- Intentar no pensar en cosas que nada tienen que ver con el tenis: marcador, pasado (mi rival siempre me gana / siempre gano a este rival, aquella bola era buena y me la ha cantado fuera, etc…), futuro (5-3 a favor / en contra, este set ya lo he ganado / perdido, …). El marcador también puede hacernos perder la concentración. La cuestión es que ninguna de estas cosas nos ayudan a jugar a tenis, puesto que no nos indican ni la posición en pista, ni el gesto técnico ni la estrategia frente al rival. Estos pensamientos suelen aparecer en los momentos de pausa entre punto y punto e incluso entre juego y juego.
2- Durante el juego, no se debe pensar ni analizar nada, simplemente se debe jugar a tenis. El análisis se debe realizar durante las pausas entre puntos o entre juegos, a poder ser acompañando dicho análisis con algún tipo de ritual conductual (ej: jugar con las cuerdas de la raqueta mientras las estamos mirando) para poder automatizar esta conducta. Durante el juego, simplemente se debe ejecutar la intención, sin tiempo de analizar.
3- La concentración enfocada hacia la bola: especialmente en el momento del impacto, puesto que de este impacto depende la trayectoria de la misma y, si no focalizamos la atención hacia la bola, podemos fallar por muy preparada que tuviéramos la estrategia.
4- Reforzarnos ante los éxitos: es decir, cuando se realiza un buen golpe debemos reconocerlo como tal, mediante lo que se conoce como un refuerzo verbal (ej: ¡Vamosssss!). Cuando el resultado de una conducta es reforzado positivamente (entendiendo el refuerzo positivo como un premio), aumenta la probabilidad de repetir esta conducta.
5- Aprender de los errores: si ante un error golpeamos la raqueta contra el suelo o nos maldecimos, lo único que podemos conseguir es descentrarnos y sobrepasar el nivel idóneo de activación. Si, por el contrario, al cometer un error (ej: pelota a la red) analizamos el porqué y visualizamos (o gestualizamos) cuál debería haber sido el golpe para no fallar (ej: abriendo más las cuerdas), entonces el error se convierte en una fuente de aprendizaje que nos ayudará a evitar este error, y de esta forma le sacamos provecho al error.
6- Marcarse objetivos: una de las estrategias para alcanzar el flujo (estado de concentración estrecho hacia los estímulos importantes del juego) es marcarse objetivos, como por ejemplo intentar tres primeros saques seguidos, o devolver tres restos de primer saque, concentrándose para alcanzar este objetivo.
7- Autodiálogo positivo: hablarse positivamente entre punto y punto es una buena estrategia para autorregularse, reforzarse o planificar. Un punto clave es evitar a toda costa las autocríticas. También es esencial usar palabras o frases de autorrefuerzo como clave para obtener impulso adicional.
8- Inducir el buen humor: si estamos de buen humor disfrutaremos con el juego, nuestro autodiálogo será más positivo y no reaccionaremos agresivamente ante los errores. Para ello sugiero que forcéis una mueca de sonrisa, puesto que la configuración muscular que requiere la mueca de sonrisa hace que el cerebro la identifique como positiva y se encarga de segregar en la sangre sustancias de acorde con la emoción. (W. James se pregunto: ¿Lloramos porque estamos tristes o estamos tristes porque lloramos?)
9- Control del estado de activación: todos tenemos un punto de activación ideal, no es el mismo para todas las personas, pero suele ser constante para una misma persona. Si estamos demasiado acelerados, nos podemos bloquear y jugar con miedo; para ello sería preciso un autodiálogo de calma y sobre todo una respiración de relajación (aspirar lentamente, sostener unos segundos el aire y expirar lentamente). Si estamos cortos de activación, podemos sentir pereza, pocas ganas de jugar, etc…Entonces necesitamos aumentar la activación, ya sea realizando un buen calentamiento para aumentar la tasa cardiaca y apretando los dientes como cuando nos enojamos, para que el cerebro identifique la situación muscular como enojo y de la orden de segregar sustancias energéticas en la sangre para afrontar el enojo (ej: adrenalina).
Es muy importante no definir un partido de tenis como un problema, sino que cualquier competición debe ser conceptualizada como un desafío, para, de esta forma, disfrutar del proceso (el juego en sí) por encima del resultado (pensamiento en futuro).

70 comentarios:

intoku dijo...

Es curioso, pero el tenis es de los deportes con más literatura sobre psicologia del deporte.

Me llama la atención, porque el futbol es el delorte rey y no se conocen muchos casos...

Saludos,
Intoku.

Carlos García dijo...

Es normal Intoku, que en los deportes individuales sea más determinante la preparación psicológica, además de que los técnicos del tenis lo admiten, muy lejos de los técnicos de futbol que no le ven utilidad a la psicología que no sea la suya, y te lo digo por experiencia.

Israel dijo...

interesante y me ayuda a informarme sobre el tema ya que es el area que investigo para mi tesis, gracias y felicidades.

Carlos García dijo...

Israel, si te puedo ayudar en algo no dudes en pedírmelo, yo también pasé por la tesis...

hibrido dijo...

ola tengo problemas en conseguir resultados a la hora de jugar partidos de tenis. Alguien me prodría ayudar????
Gracias

Carlos García dijo...

Hola Hibrido, si me pudieras especificar qué tipo de problemas son???

gUrRy dijo...

Me sirven de mucha ayuda tus artículos. Como preparador físico y monitor de padel, estoy empezando a utilizar poco a poco las técnicas, con mis alumnos, aunque es un camino difícil. También me hice de tu libro y casi es como una biblia para mi.
También como competidor de padel, pongo en práctica en mi persona, todo lo que puedo. En general, he mejorado mucho, aunque sin ser constante, la verdad. Sigo flojeando en mantener la concentración todo el partido. Y si se tuercen las cosas como que la pierdo. En situaciones difíciles, me cuesta mantenerme sereno.
Me he planteado muchas veces, ayuda profesional.
De todas formas muchas gracias por tu trabajo.

Carlos García dijo...

Gracias por tu comentario, Gurry...Es muy motivante...En cuanto a tu comentario sobre la dificultad en mantener la concentración durante todo el partido te aconsejaría que intentaras "atomizar" los partidos; atomizar significa reducir al elemento más básico. A veces concebimos los enfrentamientos como partidos como un todo; a veces como sets e incluso como juegos, pero, desde mi humilde punto de vista, propongo que intentes en principio una percepción "molar" de los partidos (molar= molecular, aglomeración de átomos), centrando tu atención en los puntos, planificando mediante un ritual cada uno de los puntos (2 o tres opciones de salida, es decir, dónde espero el saque y mi respuesta, o dónde saco y la respuesta del rival) y también cómo enfocar el punto según lo visto hasta entonces (buscar el revés, pelotas cortadas bajas, hacele jugar de fondo, etc....). Tras cada ritual suele ser muy beneficioso una respiración profunda, conteniendo unos segundos el aire y al acabar de expirar una frase-palabra que sirva como refuerzo motivador. Cuando ya controles la "molarización del juego" te puedes proponer la "atomización", creándote conceptos de aglomerados (jejeje, sé que lo que te digo suena difícil). Un aglomerado o "chunking" es un concepto que engloba una serie de conceptos subordinados: SMASH=colocación de pies, preparación de raqueta, flexión de piernas, recorrido ocular fijado en la bola, mapa mental de la colocación de los rivales, etc... Un chunking puede ser tan complicado como quieras y seas capaz de asumirlo. De esta forma, cuando se te presenta una oportunidad de samsh, la memoria debe rescatar todos estos conceptos subordinados; en el momento que automatizamos esta estrategia nuestros golpes serán menos erróneos y con más confianza.
Joer, me he enrollado un montón, juassssss, espero no aburrirte.
Gracias por tu interés, y si deseas cualquier comentario, no lo dudes.
Carlos

gUrRy dijo...

Para nada , es un rollo, ademas intentare seguir tus consejos. Es cierto , que alguno ya los intento hacer. Como son los habitos para entre punto y punto. Y se nota mucho, me hace mantener la calma. Los botes con la pala, donde me coloco, mirar al contrario. Tocar la pared, en fin, los rituales, me sirven, para mantenerme concentrado.
Bueno hare lo posible, por ser un buen alumno, respirare profundamente y dire, TU PUEDES. jejeje, gracias carlos, por tu trabajo, y por dedicarnos este tiempo, un saludo.

Carlos Lozano Joachín dijo...

Hola.
Me estan sirviendo mucho tus consejos. Pero tengo un problema, desde hace tiempo he estado perdiendo la paciencia y me he enojado muy rápido; y ésto me afecta mucho pues al jugar partidos, tiendo a perder la concentración y perder el partido (por ejemplo 6/0 6/2) cuando sé que tengo potencial para ganar o por lo menos para hacer batallar a mi oponente.
Tendrías algunos otros consejos?
gracias.

Carlos García dijo...

Hola Carlos: gracias por tu comentario.
Bien, el problema del que me hablas es uno de los más comunes en tenis, ese enojo que nos supera y al que no podemos hacer frente, que muchas veces lo acaba pagando la raqueta. Aunque parezca inverosímil, la mayor parte de las veces se trata de un problema atencional. Verás, la atención se puede dividir en cuatro cuadrantes si trazamos dos ejes verticales: Interno-externo / amplio-estrecho. Y los cuatro cuadrantes son la combinación de ambos ejes.
Por otra parte, un deportista de élite no debe nunca competir bajo los efectos de una emoción, puesto que está demostrado que las emociones, tanto si son positivas como negativas, distorsionan la percepción del espacio: una emoción negativa suele distorsionar haciendo que las distancias se vean más largas de lo que en realidad lo son y un tenista tenderá a echar muchas pelotas a la red. Una emoción positiva hace ver las distancias más cortas de lo que son, por lo que las pelotas tenderán a salir de fondo. Por lo tanto se deben evitar todas las emociones sean del nivel que sean.
Volviendo a la atención, dirigir ésta hacia el eje interno, es decir hacia nuestro interior (como cuando sentimos hambre, sed, picor, etc...) conlleva el peligro de abrir la expresión de las emociones, con el ya citado peligro. Es entonces, cuando se expresan las emociones, cuando distorsionamos tanto el espacio como la velocidad y el tiempo ((V=S/T; velocidad es igual a espacio dividido por tiempo)). Por lo tanto, si no queremos perder nuestro juego hay que ser completamente amocional ( o no tener emoción).
¿Como podemos lograr ser amocionales? Pues focalizando completamente nuestra atención hacia factores externos del juego y únicamente usar el eje interno para analizar dichos factores; ¡Ojo! he dicho analizar, no juzgar, porque al juzgar damos valor subjetivo y podemos asociar a una emoción. Por lo tanto, y resumiendo, te aconsejo que busques aspectos del juego que te den pistas de cómo hacer daño al rival, analizarlos y planificar una estrategia según nuestras posibilidades de juego, y si es posible, acompaña dicho análisis de un ritual conductual.
Te pondré un ejemplo: estás jugando un punto largo, con peloteo cruzado de drive a drive, cuando tu rival de pronto te suelta un paralelo al que tu vas a defender con un revés cruzado, pero al golpear tu rival te ha ganado la red y te bolea hacia la zona de pista que acabas de dejar abierta: te gana el punto. En este momento tu primer impulso sería maldecir a los dioses y golpear la raqueta contra el suelo: pues bien, la estrategia correcta (desde mi punto de vista) sería dar la espalda al rival en el mismo momento en que te gana el punto, coger las cuerdas de la raqueta y analizar: "no le he podido descolocar con el drive cruzado de fondo y me ha ganado la iniciativa. Tengo que intentar cambiar la zona de juego y para ello debería liftar más la bola que de un bote alto y se sienta incómodo para dirigirme un paralelo como este. Si gano la iniciativa le moveré de lado a lado con pelotas que boten alto hasta que se me presente la oportunidad de lanzar un winner.Si, venga vamos" Respiras profundo y activas las piernas.
Bueno, esto es sólo un ejemplo ficticio y puede que algo irreal, pero quiero ilustrar lo que es la estrategia psicológica para evitar internalizar la atención y evitar las emociones.
Mientras realices esta operación mental evitarás realizar "otras" que contengan connotaciones emocionales.
Esto se tiene que entrenar y no intentar introducirlo directamente en los partidos. Hay un artículo sobre este tema en el blog con algunas plantillas de análisis, aunque están en catalán, pero se incluye una dirección de una web traductora.
Bueno, no me enrollo más, espero que te sirva al menos un poquito.
Suerte y gracias de nuevo.
Carlos

Guillem dijo...

Hola Carlos.

Tengo muchos problemas en el tennis.
En los entrenamientos siempre juego muy bien, de lo mejor que se, pero al llegar la hora de la verdad(el partido) empiezo a tiritar de los nervios.
Empiezo el partido, gano el primer juego y al segundo por ejemplo si voy ganando 0-30, i me remonta a 30-30 me empiezo a cabrear por solo dos puntos. Me "descoloco".
Empieza el otro punto y todo el rato pensando en como ese fallo y el otro y el otro...
Entonces empiezo a hacer dobles faltas sin motivo, a perder puntos por tonterias y eso me hace desconcentrar mas.
Si en un partido me toca contra un rival facil cada punto que pierdo pienso: ¿ como has podido perder ese punto con este paquete? Y ya no se donde estoy y pierdo el partido.

Por favor dame consejos, los necesito.

UN saludo, y gracias.

Carlos García dijo...

Hola Guillem:
Si has leído los comentarios anteriores te darás cuenta que este es uno de los problemas más comunes entre los tenistas. Y, definitivamente se trata de un problema de atención, puesto que hacemos caso a pensamientos internos (que nada tienen que ver con el tenis) en vez de fijar nuestra atención en aspectos que nos pueden dar pistas de cómo ganar un partido. Uno de estos pensamientos internos más comunes a los que hacemos caso es la valoración que hacemos del marcador. Si es a nuestro favor malo porque nos puede entrar euforia; si es en contra nuestra, malo porque nos puede dar miedo. En ambos casos se carga una emoción lo que nos hace distorsionar la percepción de distancia, tiempo y velocidad. (Todo esto lo comento en la respuesta anterior).
Para empezar, un partido de tenis se tiene que trabajar, y esto quiere decir jugar punto a punto desde el principio intentando extraer conclusiones y pistas para que nuestro juego vaya progresando, pero nunca, bajo ningún concepto convertir en tragedia el haber perdido los primeros juegos del set (¿Cuántas veces no ha empezado Nadal 3-0 abajo y al final ha remontado?). Lo importante es extraer conclusiones desde los primeros momentos del partido, y en cuanto creamos que hemos "calado" al rival y que tenemos recursos para hacerle frente, concentrarnos en una estrategia determinada sin poner en duda nuestra capacidad de jugar a tenis. Lo importante, lo que nos permitirá ganar no es ni el resultado en un momento determinado (porque podemos cambiar nuestro juego en función del marcador) ni las consecuencias de ganar o perder: un punto en un partido de tenis es un desafío que debemos resolver.
Mira, para que te des cuenta de la actitud que deberías tener te aconsejo lo siguiente: una PSP o cualquier tipo de playstation y un juego que sea desafiante (FIFA, Tennis Tour, Everybody's golf, ..., el que sea). Proponte superar un nivel difícil, pero no extremadamente difícil, sino que tengas que poner lo mejor de ti para superarlo. Cuando estés muy metido en el juego deberías parar un momento y ver tu sistema atencional cómo está, posiblemente no aigas lo que pasa a tu alrededor. Pues precisamente así es como deberías estar en una pista de tenis, centrado en lo que pasa en la pista, buscando la forma de "pasar pantalla", disfrutando de ver que avanzas y sin miedo a perder, puesto que si pierdes con la cónsola, vuelves a empezar "con lo que ya sabes" para intentar pasar pantalla. Si pierdes en el tenis, volverás a jugar otro partido, pero que no se te olvide porqué has perdido y como evitar que ésto vuelva a pasar.
De todas formas te aconsejo que le eches un vistazo a respuesta anteriores que son muy parecidas a lo que me has consultado tú.
Enga Guillem! Confia un poc amb tu mateix i especialment aprèn de cada punt, sense por a perdre!Sort!
Carles

gUrRy dijo...

Bueno vuelvo a escribir para contar mi experiencia este fin de semana. Jugabamos un campeonato por equipos de padel de andalucia. Yo era el capitan, y por algun motivo sentia la presion. Pero realmente llevaba tiempo poniendo en practica los consejos que me has dao y me han ido de maravilla, de echo llevo tiempo solventando los partidos, con una claridad mental como nunca. Pero ayer a la hora de decir las parejas que tenian que jugar, media hora antes de la eliminatoria, (suele ser asi en padel, ya que formas las parejas en funcion del otro equipo), pues tuve un incidente con un jugador del equipo. Y la verdad que me dejo muerto para el encuentro que me tocaba a mi jugar. Ademas jugabamos con un equipo de nuestro propio club, todos alumnos nuestros, y claro la presion de querer quedar bien, pues como que es una loza. Me meti a la pista queriendo olvidar el incidente, pero me fue imposible, y claro aqui o estas en el punto o si no la velocidad de bola te come. Como tendria que haber actuado, sincereamente me cogio fuera de juego, y perdi mi partido aunque ganamos la eliminatoria 3-2. Pero claro te queda un mal sabor de boca. Algo habra que hacer, un compañero monitor tambien, que perdio, salio de la pista diciendo tengo que ir a un psicologo deportivo, me he acojonao, el se encontraba en una situacion muy parecida a la mia, y la presion le pudo.

Carlos García dijo...

Hola Gurry. Vaya, por lo visto aquí ya entramos en una cuestión de interacciones personales. Es lo que tienen los deportes de equipo. Desde la lejanía y sin poder contar con observaciones directas de las interacciones me costará un poco acertar con algún consejo; pero bueno, vamos a probar a ver si podemos ayudar en algo.
Para empezar, los conflictos interpersonales están influenciados por la condición de estatus entre las partes; es decir, si una de las partes asume un rol de superioridad aceptado por la otra parte (leader) el ensamblaje es más fácil que si hay un conflicto de roles entre las partes, de modo que no arbitre ninguna superioridad clara. Por lo que me cuentas no veo claro si asumes el rol de leader (entrenador) o no. No conozco la situación real. Pero vamos a los hechos.
Dices que al entrar en la pista no habías olvidado por completo el incidente; la cuestión es si el conflicto vino a raíz de la estrategia de juego o se debía a un asunto extra-deportivo.
Sea cual sea el origen, una vez en la pista nos interesa que haya buena sintonía entre ambos; para ello hay que tener en cuenta una reacción psicofisiológica muy arcáica y completamente inadaptativa: el orgullo. Basta que una de las partes tenga en cuenta que el orgullo NO ES BUENO en un conflicto y ya se tienen bastantes papeletas para solucionar el conflicto. Imaginemos que tú tienes más interés que el otro en solucionar el problema y decides dejar a parte tu propio orgullo en bien del partido; en este caso deberías dejarle la iniciativa a tu pareja, acceder a sus estrategias (ya sé que es difícil) y conducir la situación hacia niveles óptimos de cohesión; ¿Cómo? Mediante una distribución lógica de refuerzos. Un refuerzo es un premio a una conducta dada que hace que aumente la probabilidad de repetir esta conducta. Seguimos imaginando que estamos en la pista y "el malhumor" flota en el aire. En esta situación deberías aprovechar cada punto a vuestro favor para reforzar la situación con mensajes verbales optimistas (como decirle a tu compañero que es un ¡maestro! al ganar un punto, un ¡Qué buenos somos! cuando lo ganes tú, un ¡Va, va, vamos! cuando las cosas no salgan, chocar las manos o las raquetas para felicitaros mútuamente, ...) Lo peor es silencio e incomunicación. Al cabo de un tiempo de distribuir refuerzos puede que vuestra comunicación haya mejorado sustancialmente y, dependiendo del marcador, haya algo de optimismo entre vosotros. Si llegáis a este punto, es la hora de resaltar la estimulación pertinente, los aspectos que os harán ganar puntos. Por ejemplo, ya habéis superado la tensión inicial a base de distribuir refuerzos y cuando acabáis un punto te has fijado en que "a uno de los rivales le cuesta recuperar la posición cuando viene de salvar una bola cortada a la esquina de revés y deja sin cubrir una parte de la zona central de la pista". Pues para comunicárselo a tu compañero, lo mejor es que lo hagas mediante una pregunta para que no suene a imposición (¿Te has fijado que...?) Y si a raíz de esto lográis un punto, el refuerzo debería ser MAYÚSCULO para que aumente la probabilidad de volver a actuar como un equipo.
Pero bueno Gurry, como en realidad no sé cuál fue la causa del conflicto, lo que te acabo de escribir es tan solo una suposición.
Las intervenciones de equipo necesitan de mucha observación. De todas formas te aconsejo que le eches un vistazo al artículo sobre el liderazgo ( http://psicologiaeneldeporte.blogspot.com/2008/05/el-liderazgo.html ) y quizás encuentres alguna información interesante.
No me enrollo más....si quieres ampliarme la información sobre el caso estoy abierto a darte mi opinión.
Un abrazo y gracias de nuevo por tu interés.
Carlos

gUrRy dijo...

Antes de nada, quiero volver a darte las gracias por prestarnos tanta atención.
Comprendo perfectamente que es muy complicado en tan pocas palabras, buscar una solución. Voy a intentar aclararte un poco si puedo.
En primero lugar, mi rol en el equipo es el de capitan, pero asumo la responsabilidad al igual que si fuera el entrenador, y en conjunto todo el mundo asume ese papel y lo que lleva perfectamente y lo asume. Soy un lider democratico, al que le gusta que sus jugadores se impliquen en las decisiones que tomo. El incidente de este fin de semana, es puntual y casualmente es con un nuevo fichaje que habiamos echo, sin tiempo de conocerlo y sin apenas hablar con el anteriormente. Fue exactamente por estrategia del equipo, y porque el jugador en concreto que menciono se quedo en el banquillo sin jugar. Pero creo que el problema no radica ahi, aunque también lo sea. El problema es totalmente mio, que dejo que cualquier cosa, haga que pierda la atención y me meta en la pista pensando, en todo menos en la bola. La presión viene dada también porque además de ser capitan-entrenador soy jugador y monitor del club, y el afan por hacerlo bien y quedar bien delate de mis alumnos, pues como que me presiona mas. Esperando ver lo que tu opinas, creo que debo seguir tus consejos y seguir mejorando el tema de la concentración, porque todavia es pronto para ver los resultados, ya que apenas llevo un mes siguiendolos, y los resultados como todo en la vida, no se consiguen en dos dias. Si que es cierto que he mejorado mucho, el tema mental, y que debo seguir mejorandolo. Muchas gracias carlos.

Carlos García dijo...

***Respuesta a Gurry en 2 partes porque excedo el número de caracteres
Hola Gurry (I):
Ayer precisamente tuve al nº 1 del ranking absoluto de Baleares de tenis por una cuestión que ya se venía repitiendo hacía unas semanas (yo creo que meses). El problema era que, en los dos torneos que está disputando se ha cruzado con el mismo rival; en el primer enfrentamiento sucedió lo más lógico, le ganó 6-1/6-2. Pero este domingo pasado perdió por el mismo resultado por el que había ganado; es algo completamente ilógico. Le pedí que me describiera un poco por encima cómo fueron los puntos y cuáles fueron los fallos más repetidos. Él, Mario, no entendía cómo había perdido aquel partido. Al escuchar sus explicaciones me di cuenta que, posiblemente, el problema no era ni de técnica ni de condición física ni tan sólo de atención: se trataba de un problema de concepto.
Le pedí la siguiente cuestión:"Imagina que eres un ingeniero que estás diseñando un avión. Dime qué unidad de medida crees que deberías emplear para que tus cálculos fueran lo más ajustados posibles: Kilómetros, hectómetros, decámetros, metros, decímetros, centímetros o milímetros". Por supuesto me contestó que milímetros. "Entonces ahora imaginemos que eres un buen tenista y quires hacer las cosas bien hechas. ¿Que unidad de medida utilizarías?: Campeonatos, partidos, sets, juegos, puntos o golpes?" No dudó en decirme que los golpes, puesto que si tenía un error en el partido ya no se podía hacer nada; si pensaba en sets, un error le podía suponer perder un set. Si pensaba en juegos se podían corregir errores, pero el margen de maniobra era más bien estrecho. Pensar en puntos era lo más lógico, porque analizando el punto anterior siempre se podía poner solución y corregir la trayectoria. Pero pensar en golpes, sólo lo podían hacer los que son verdaderamente buenos y corrigen el juego dentro del mismo punto. Llegamos a la conclusión de que era algo que se podía entrenar, centrar la atención en cada bola y en cada momento.
Yo le recriminé que por qué razón había conceptualizado el partido como tal y no en unidades más pequeñas. La respuesta fue lógica:"Porque como la semana pasada le había ganado fácil, pensé que era un partido de trámite". Y realmente no lo fue.

Carlos García dijo...

Respuesta II a Gurry
(Continuación)
Llegados a este punto pasamos al análisis del partido en sí. Para empezar, entró relajado, confiado. En esta situación jugó con pelotas cortas y fallos de pelota a la red. Aquí pasé a comentarle sobre un brillante experimento en que se correlacionó la tasa de activación (tasa cardiaca, adrenalina, Respuesta psicogalvánica, contracción pupilar, etc...)con la percepción del espacio. El resultado aportó que los sujetos con hipoactivación y emociones de signo negativo percibían un segmento más corto de lo que en realidad era y los sujetos hiperactivados y emociones de signo positivo, percibían el segmento más largo de lo que era en realidad. El grupo de control, con tasas de activación normales, acertaron en la longitud del segmento.
Pues bien, en el caso de Mario, entró con hipoactivación, lo que le hacía percibir las distancias más cortas de lo que en realidad eran, jugando con pelotas cortas, a la red, llegando tarde a la colocación y pegando demasiado pronto a la pelota. Intentó reaccionar y su activación subió por encima de la idónea, percibiendo las distancias más largas de lo que eran en realidad, lanzando bolas largas de fondo o a los pasillos, pegando tarde y comiéndose la pelota a la hora de colocarse.
Así pues, cuando comprendió la influencia de un estado de activación descompensado en el juego le instruí en estrategias de compensación de la activación. Para ir de un estado de hipoactivación hacia la idónea debe apretar las mandíbulas, fruncir el ceño y activar las piernas con saltitos o canguros. En caso de hiperactivación, respirar profundamente empleando el vientre y contener la respiración unos cuatro segundos para expirar muuuuy lentamente, con el objetivo de reabsorver dióxido de carbono y descender la activación.
En tu caso, no sé si debiste entrar demasiado activado a la pista Gurry, a causa del enfrentamiento. Si fue así, es posible que tus errores se debieran esencialmente por mandar bolas largas, precipitarte en la colocación o descoordinar posición con el compañero; si es así deberías haber utilizado la respiración. Si el enfrentamiento te causó tristeza y un nudo en la garganta, el tipo de fallos debió ser el contrario, pelotas cortas o a la red, golpear la bola demasiado pronto, etc... Aquí deberías haber empleado conductas de activación.
Como ves, yo no suelo dudar demasiado de la capacidad de la persona, sino de ciertas conductas erróneas a la hora de efectuar la ejecución deportiva. Tú puedes tener el tipo de personalidad que sea, pero si realizas estrategias correctas tu juego debería ser correcto.
Bueno, sobre todo confía en ti mismo y en tu capacidad para aprender a dominar este tipo de situaciones. Si uno quiere siempre es posible.
Un abrazo Gurry, y ya verás como la próxima vez controlas la situación.
Carlos

gUrRy dijo...

Muchas gracias Carlos, no sabes la ayuda que me proporcionas y cuantos mas, seguramente.
Este fin de semana iba con un alumno a un campeonato a nivel nacional. Y con respecto a el , nada que objetar, ya que hablando con el otro entrenador, y yo, coincidiamos que el estado en que se encontraba era optima al maximo y que el partido se lo llevaba de calle. El primer set lo gano con un 6-3 rotundo. El segundo set, empezo igual que el anterior, el estado de el era el correcto, pero en varias jugadas aisladas, surgio el problema. Con perdida de algun punto, no vitales, que tampoco suponian, riesgo para el partido en general, mi alumno fue perdiendo el control de la situación, su estado cambio, la excitacion le pudo. Perdia un punto y se golpeaba con la pala, perdia otro punto y daba una patada a la malla. Llego al tie-break y como estaba demasiado excitado perdio y se lio a patadas con las botellas de agua. Lo he visto en otros ejemplos que has puesto y en tus articulos, sinceramente paso de estar fluyendo a tener una negatividad suprema. Ni que decir tiene es que perdio el tercer set, por un contundente 6-2.
Pienso que el darle la importancia a perder esos puntos no decisivos lo sacaron del partido no siguiendo con su gran ritmo de juego.
Ayer hablando con el en el entrenamiento, reconocio el error, pero que no podia controlar sus emociones, y que le era superior el perder. El piensa que su error mas grande es que no sabe perder.
Claramente, creo que lo primero que ha echo bien es reconocer su error, y lo siguiente es ponernos manos a la obra.

Carlos García dijo...

Hola de nuevo Gurry. El caso que me describes es bastante común. Desde mi punto de vista la estrategia que yo seguiría es la de hacerle ver que un error, fallo, mal partido, etc...es mucho más didáctico que una victoria fácil, y hay que aprovechar para aprender. Si antes de enviar al hombre a la luna no se hubieran estrellado más de diez cohetes y analizado las causas que condujeron al error, nunca hubiéramos llegado a la luna.
Si tu alumno o tú disponéis de una videocónsola portátil, tipo PSP o GB advanced, te aconsejo que le hagas jugar a un juego que no domine demasiado, que deba "pasar pantalla". La intención es hacerle ver que la primera vez que juega, posiblemente no superará las pantallas con facilidad, pero cuando se quede sin vidas (o lo que sea dependiendo del juego, puede incluso ser de tenis) volverá a empezar desde el mismo sitio pero con el conocimiento que le ha aportado perder anteriormente, puesto que evitará repetir los errores que le han llevado a perder y, en consecuencia, a no pasar la pantalla, al tiempo que volverá a aplicar las estrategias que sí le han ido bien. De esta forma, en algún momento logrará pasar pantalla.
En los partidos de paddle lo mismo: si ha perdido un partido, su misión no es lamentarse y buscar excusas, sino más bien analizar qué es lo que le ha llevado a perder, modificarlo y reconocer también qué aspectos del partido no debe modificar puesto que le han servido.
Es muy verdad cuando dicen que de los errores aprende el hombre, pero se debe tener la conciencia de que un error es la mayor oportunidad de aprendizaje que se nos brinda. Aprovechémoslo pues y no le demos la espalda.
Al jugar un partido, si lo ganamos debemos estar contentos por la victoria y si lo perdemos debemos ansiar aprender de las consecuencias que nos han hecho perder.
Suerte y seguro que solucionáis el problema.
Un abrazo
Carlos

Patsy dijo...

Hola: es la primera vez que entro a esta pagina, me han resultado muy interesantes tus articulos, yo tengo 2 hijas que juegan tenis tienen al rededor de 2 años jugando una un poco mas que la otra, son muy dedicadas, entrenan con muchas ganas, se concentran en los entrenamientos en las correcciones que les hacen sus profesores, hacen la correcciones, al jugar con su papa o conocidos juegan espectacular, pero a la hora de un torneo no pueden hacer nada, ayer la mas chica jugo un partido con una niña que tiene un mes entrenando era el primer torneo de su vida, y mi hija perdio 6-3 6-0 cuando claramente tiene mas tecnica, la otr niña jugó muy bien con toda las ganas del mundo, pero no puedo entender como mi hija entrenando 2 horas diarias desde hace dos años 5 meses no tenga la cabeza para darse cuenta de sus errores, del pundo debil de la otra niña, no bloquearse al tener un marcador desfavorable etc. y con su hermana mayor el caso es muy similar no sabemos como ayudarlas, por que se que de verdad les gusta el tenis y quieren seguir compitiendo, espero puedas ayudarme. Gracias

Patsy Bueno

Global Auditores Asociados dijo...

Para mi es el problema es el mismo, cuando hago el precalentamiento con mi rival saco golpes muy buenos, comienza al partido y no me entra nada. ¿que puedo hacer? favor solo dame una señal para comenzar.
Gracias

Carlos García dijo...

El problema de la transferencia de habilidades del entrenamiento al partido es más común de lo que parece. Desde mi punto de vista, el primer punto a tener en cuenta es la concepción del partido, es decir, ya he comentado en otros artículos, que la atención debe centrarse en el proceso, por encima del resultado, puesto que si el proceso se hace bien, el resultado llega solo. Para ello sugiero mantener un diálogo continuo con sí mismo, comentándose cada punto y cómo realizar correcciones. El autodiálogo permitirá que estemos centrados en el "presente" del partido, puesto que si aventuramos resultados (perderé, ganaré, etc...) lo único que hacemos es perder de vista el presente, la ejecución en sí. Otra estrategia es intentar ritualizar la ejecución, mediante pequeñas conductas que acompañen a pensamientos analíticos sobre la ejecución (Ej:jugar con las cuerdas de la raqueta mientras nos hablamos sobre lo mal que le va al rival la bola liftada a su revés). Para que la ritualización funcione es esencial que se ejecute en los entrenamientos, siempre, tanto en saque como en resto, ganando o perdiendo, peloteando o jugando puntos, para que cuando llegue el partido nos ayude a centrarnos en la ejecución inmediata.
Para Patsy, debemos pensar que si tus hijas son jóvenes aún necesitan kilometraje para entender el partido; una estrategia que creo que puede servir es hablarles de la actitud en un partido; el concepto actitud debería englobar una alta activación, de piernas sobre todo; una disposición postural que demuestre ambición (a mí me da esta sensación cuando veo jugadores jóvenes algo encorvados hacia adelante y las piernas en continuo movimiento); autorefuerzo, es decir, hablarse animadamente entre puntos (vamos,va, enga, etc...); controlar el marcador del partido en voz alta suele demostrar que los jóvenes están centrados en la pista; por último, evitar que la mirada salga de la pista (hacia otra pista, hacia padres, etc).
Pero, creeme Patsy, aprenderán de su propia experiencia ya que a estas edades son expertos en autorregulación. Yo en tu lugar les reforzaría el proceso, alabando aquellos golpes, actitudes o estrategias que consideres buenos, a parte del resultado.
Un abrazo
Carlos

makus dijo...

hola:tengo un problema en mis partidos de tenis,juego bien una gran parte del partido,pero,al llegar al juego decisivo que tengo que ganar para terminar el set o el partido me pongo nervioso y se me queda el brazo como agarrotado,da igual que vaya ganando por 5 a 1, que yo acabo perdiendo.Un ejemplo:hoy estaba jugando un partido gane el primer set facil y en el segundo tube 5 a 2 y varias match balls, las falle todas y acabe perdiendo en el tercero por 6 a 2.

Carlos García dijo...

Hola Makus...está claro que "algo" cambia en los últimos juegos del set, ¿no?. Pues bien, se trata de que no cambie nada y sigas jugando de igual forma que has hecho hasta el momento. A primera vista, me da la impresión de que se trata de un "cambio" en la focalización de la atención: mientras has estado ganando tu atención seguramente ha estado centrada en los aspectos importantes del partido, pero cuando te has visto a un paso de ganar, tu atención ha comenzado a anticipar algo que todavía no ha sucedido y, seguramente, has perdido de vista los estímulos que han guiado tu atención hasta este momento y que tan buenos resultados te ha dado; es entonces cuando entra el miedo a perder e intentamos cambiar el juego para "ganar un solo juego", pero entre que el rival se anima y que nosotros ya no jugamos como antes, la catástrofe se acerca y entramos en un bucle de pensamientos derrotistas y de miedo que al final nos hace perder. ¿Cómo solucionarlo? Pues siendo conscientes de que el partido no termina hasta que se consigue el último punto; haciendo un esfuerzo para no anticipar el resultado; concentrando la atención en cada punto y en cada golpe, ignorando en cierta manera el marcador; autodialogando positivamente y analíticamente con uno mismo. Planificando cada punto con la intención de ganarlo; aumentando todo lo posible la activación (especialmente de piernas).
Lo más importante es que no anticipes el resultado y te centres en cada golpe y cada punto...ritualiza la conducta y no dejes de practicar el ritual hasta el final del partido...
Suerte
carlos

Manuel Muñoz Rodríguez dijo...

Hola...gracias por la información. Es reveladora! si tiene algún libro o link que recomiende o sea autor, por favor compártalo con sus admiradores.
Aprovecho en hacer una consulta: ¿Cómo podemos hacer para que el rival falle en alguno o todos de los 9 puntos? Dado que es un deporte mental, hay que vencer mentalmente al rival. Por ejemplo, pensaba que si conozco que problemas tiene el rival en su vida personal y los comento en algún momento, podré debilitarlo. Hay alguna técnica menos cuestionable para que el rival rompa los 9 puntos o alguno?.
gracias!!

Carlos García dijo...

Hola Manuel...Gracias por tu comentario, es muy alentador.
Bueno, en este mismo blog hay un link hacia el primer libro que publiqué y que, además de contar lo que pasa en un despacho de psicología deportiva, contiene un manual sintetizado de los aspectos más importantes de la misma. Si te apetece le echas un vistazo. En unos meses preveo publicar otro en colaboración con ciertas personalidades del tenis español e internacional. Ya os iré informando.
Por otra parte me preguntas sobre la guerra psicológica frente a un rival. El hecho de intentar desestabilizar psicológicamente al rival podría simplemente desestabilizarte a ti mismo, puesto que tendrías que dedicar atención a ello; por lo tanto no aconsejo una guerra psicológica encarnizada, creo que sería contraproducente.
Sin embargo, hay una cosa que sí está clara: gana la guerra psicológica el que mantiene durante más tiempo su entereza psicológica. Siempre hay un momento en los partidos en que uno u otro rival tienen dudas, ya sean dudas sobre la capacidad de ganar o adelantar acontecimientos y pensar que ya se ha ganado: en este caso, el que supere más fácilmente estas dudas tendrá una superioridad psicológica sobre el otro. ¿Cómo superar estos momentos? La respuesta es la de siempre: Ritualizar la conducta, ser analítico, tener un buen autodiálogo y creo que en un partido muy disputado es importante intentar conducir el ritmo de partido entre punto y punto, acelerando cuando nos encontremos bien y frenando cuando estemos en un momento bajo.
Pero ya te digo, sugiero que evites la guerra psicológica directa, puesto que limitarás tus recursos atencionales en el juego en sí.
Gracias de nuevo.
Un abrazo
Carlos

Anónimo dijo...

hola y muy interesante el articulo. soy un jugador de tenis de 20 años , empece a jugar al tenis hace 4 y progrese de manera sumamente rapida , ya es mi estilo de vida , paso de ser un deporte a un estilo de vida , mi problema esta , que a la hora de jugar torneos no puedo demostrar a nadie mi verdadero potencial y termino perdiendo con cualquiera , yo solo me analizo yo solo por ahora y saque varias concluciones por mi cuenta antes de haberlas leido ,pero mi inconciente sigue siendo mas fuerte que yo , se que no tengo demasiada experiencia en torneos y que por eso pasa lo q pasa ,pero el tiempo para competir de verdad se me acaba y no encuentro una solucion temprana , estaria bueno q me puedas ayudar como sea ya q no tengo plata para ir a un psicologo de tenis o algo parecido , y mis amigos / colegas ,no entienden nada de lo q seria psicologia del tenis y en vez de ayudarme me generan mas problemas .mi msn es enrisero@hotmail.com y muchas gracias

MEDINA dijo...

HOLA, en los entrenamientos golpeo la bola muy bien y obtengo excelentes resultados, pero al empezar un partido, se me afloja el brazo derecho (soy derecho)por los nervios y al golpear volea de reves,levanto demasiado la bola. El el golpe de reves a dos manos es un poco mejor pero no con confianza, entonces debo ubicarme para golpear todo por mi derecho lo cual me deja en desventaja y para completar a veces el drive cuando tengo demasiados nervios se me queda en la malla o lo saco de la cancha..mil gracias por su consejos

Alejandro dijo...

Hola carlos!
soy un jugador cadete que esta pasando por un bache psicologico importante a la hora de entrenar y competir...
Nose que hacer y creo que tengo mucho tenis en mi y que lo desperdicio por mi poca confianza a la hora de competir.!
Un saludo

Carlos García dijo...

Alejandro y Medina, me habláis del mismo problema: falta de confianza.
Hay un aspecto que puede ayudaros. Me explico. Cuando estáis enun entrenamiento, intentáis mejorar ciertos aspectos de vuestra técnica y centráis vuestra atención en las modificaciones que se precisan. Es decir, hacéis "consciente" vuestro golpe; pero en estas situaciones no tenéis ningún rival que os proporcione presión, por lo que vuestro foco atencional está exclusivamente en los aspectos técnicos. Sin embargo, en un partido necesitáis toda vuestra atención en la estrategia para ganar el partido. Por lo tanto, os aconsejo lo siguiente:
1- Cambiad el concepto de éxito, es decir, no os marquéis como objetivo ganar el partido, sino más bien, ganar cada punto y centraros en cada golpe. Olvidad el marcador.
2- No centréis vuestra atención en la técnica, los golpes deben salir automáticos, por algo entrenáis. El automatismo ejecuta realmente bien. Debéis centraros en analizar la estrategia de partido y la forma de "hacer daño" al rival. La ejecución de los golpes debe ser automática.
3- En caso de que repitáis un fallo varias veces, mediante un ritual, regulad vuestra activación. Si el fallo es por bolas cortas, lentitud o bolas a la red, activad las piernas (saltitos, canguros, un recorrido determinado por la pista, ...). Si los fallos son por bolas largas, precipitación o descoordinación, ritualizad una respiración profunda conteniendo el aire (en la máxima aspiración) durante 4 segundos y expiráis muy lentamente.
4- Si tenéis un buen golpe, reforzaros(vamos, bien, así, grande, ...). Si el golpe es malo, analizad la causa y poned remedio.
Bueno, intentad estas estrategias y más adelante me comentáis qué tal os han ido.
Un saludo .
Carlos

Anónimo dijo...

Hola Carlos,

Tengo el caso de un chaval en ski de alpino de competición.
Entrena como nadie, está a un nivel muy alto física y técnicamente, muy motivado en el entrenamiento pero en carrera no va al ritmo que tiene ó incluso comete fallos (caídas o saltos de puertas), el caso es que el chaval lleva así tiempo y cada vez le pesa mas la situación, todo el mundo le anima (hasta corredores y entrenadores rivales),le consideran el pupas del ciruito y es un ser muy querido por todos por lo buena persona que es.
Le hemos aconsejado que focalice los entrenos, tanto la situación como las estrategias en las curvas y puertas y olvide las sensaciones externas: premios, reconocimientos al fin!, imagen ante el resto, etc.
En que nos puedes ayudar al respecto?
Un saludo

Francisco Vilariño

Carlos García dijo...

Hola Francisco: En primer lugar quiero agradecerte tu interés y pedirte disculpas por la tardanza de mi respuesta (ya sabes, vacaciones).
Por lo que me cuentas, parece un caso obvio de problema atencional. Podríamos decir que "procesa por adelantado las consecuencias posibles de un resultado determinado" (anticipación de refuerzo aversivo). Hablando claro, "miedo a perder" por lo que supone en evaluación social y la protección de su "ego". Desde mi punto de vista, los consejos que le dais son de lo más apropiados, centrándose en el presente e ignorar las futuras consecuencias. Pero parece que no llega a funcionar.
En este punto te sugeriría que revisarais su autodiálogo mientras compite, lo que él se dice a sí mismo. Hay que intentar vaciar de contenidos emocionales este autodiálogo. Una opción es que se proporcione a sí mismo cierto feedback sobre la ejecución misma (bien, así, cierra un poco en las puertas de izquierda, recupera el trazado, ...), así como autorrefuerzos verbales(bien, así, a tope, ...). Del mismo modo, si, como dices, realiza buenos entrenamientos puede haber un problema de transferencia hacia la competición. No estaría mal probar con un ritual conductual (o verbal)instaurado en los entrenamientos y que lo repita en la competición.
Por último, el apoyo social que me describes puede generar el efecto "audiencia", que tenga la sensación de que "otros" están pendientes a su ejecución y que pueden realizar una valoración negativa hacia él, generándole ansiedad; su objetivo no debe ser satisfacer a la audiencia (entrenadores, compañeros, familiares, ...) sino intentar conseguir la excelencia en la ejecución.
De todas formas es difícil para mí diagnosticar claramente el problema. Lo primero que debería saber es si se genera algún tipo de ansiedad, principalmente en los momentos anteriores a la competición (24h.), si existe algún tipo de condicionamiento, su reacción a los fracasos, etc...
Te agradezco de nuevo tu interés y aquí me tienes para continuar debatiendo el tema.
Un abrazo
Carlos

Carlos García dijo...

Hola Francisco: En primer lugar quiero agradecerte tu interés y pedirte disculpas por la tardanza de mi respuesta (ya sabes, vacaciones).
Por lo que me cuentas, parece un caso obvio de problema atencional. Podríamos decir que "procesa por adelantado las consecuencias posibles de un resultado determinado" (anticipación de refuerzo aversivo). Hablando claro, "miedo a perder" por lo que supone en evaluación social y la protección de su "ego". Desde mi punto de vista, los consejos que le dais son de lo más apropiados, centrándose en el presente e ignorar las futuras consecuencias. Pero parece que no llega a funcionar.
En este punto te sugeriría que revisarais su autodiálogo mientras compite, lo que él se dice a sí mismo. Hay que intentar vaciar de contenidos emocionales este autodiálogo. Una opción es que se proporcione a sí mismo cierto feedback sobre la ejecución misma (bien, así, cierra un poco en las puertas de izquierda, recupera el trazado, ...), así como autorrefuerzos verbales(bien, así, a tope, ...). Del mismo modo, si, como dices, realiza buenos entrenamientos puede haber un problema de transferencia hacia la competición. No estaría mal probar con un ritual conductual (o verbal)instaurado en los entrenamientos y que lo repita en la competición.

Carlos García dijo...

Para Francisco (2ª PARTE)

Por último, el apoyo social que me describes puede generar el efecto "audiencia", que tenga la sensación de que "otros" están pendientes a su ejecución y que pueden realizar una valoración negativa hacia él, generándole ansiedad; su objetivo no debe ser satisfacer a la audiencia (entrenadores, compañeros, familiares, ...) sino intentar conseguir la excelencia en la ejecución.
De todas formas es difícil para mí diagnosticar claramente el problema. Lo primero que debería saber es si se genera algún tipo de ansiedad, principalmente en los momentos anteriores a la competición (24h.), si existe algún tipo de condicionamiento, su reacción a los fracasos, etc...
Te agradezco de nuevo tu interés y aquí me tienes para continuar debatiendo el tema.
Un abrazo
Carlos

Federico dijo...

Que buena nota!la encuentro un dia despues de tirar la raqueta contra el piso 3 veces y jurarme no volver a jugar mas! jaja. estoy cansado de perder partidos por mi cabeza y no por mi "tenis"

David dijo...

hola, me encanta tu blog. Sigues contestando dudas??

Carlos García dijo...

Hola David...Cuéntame tu duda e intentaré darte mi punto de vista.
Gracias por tu comentario

David dijo...

Hola, Carlos,puede parecerte un caso extremo, yo juego al padel, y desgraciadamente incumplo los 9 PUNTOS que indicas, además de conseguir que tristemente mi compañero de juego tambien pierda la concentración.

Lo peor es la sensación de ira que voy acumulando según transcurre el partido, INCLUSO CUANDO GANO.

Si pudieras recomendarme por orden de importanca que puntos tratar primero y mediante que técnicas te estaria ENORMEMENTE agradecido.

Carlos García dijo...

Hola David...Vamos a ver, no creo que la situación sea tan drástica como la pintas. A primera vista me da la sensación de que no te llevas muy bien con la "adrenalina"; esta sustancia es muy energética, se segrega en situaciones de confrontación, escape o tensión, y si no la consumimos nos da una sensación muy incómoda; además, la alta activación que produce en el sistema fisiológico puede ir asociada a contenidos emocionales.
Por lo tanto, como primera sugerencia te propongo que intentes anular los efectos de esta sustancia mediante respiraciones con reabsorción de CO2. El momento de máxima concentración de adrenalina suele ser al final de un punto (espcialmente si ha sido largo). Por lo tanto, justo acabar cualquier punto, tanto a favor como en contra, realiza una respiración lenta y aguanta el aire unos segundos (4-5) para luego expirar muy lentamente. Te dará la sensación de que te asfixias, pero no te preocupes. Luego respira normal hasta empezar un nuevo punto. Intenta repetirlo cada vez que te encuentres demasiado activado, justo después de acabar el punto.
Intenta esto durante una semana y me comentas qué tal la semana que viene. Esto es sólo el principio, pero es el principio más lógico.
Espero tu respuesta.
Un abrazo
Carlos

Medina dijo...

Carlos, jugue un partido hoy y al igual que en los anteriores, he entrenado previamente con un excelente desempeño en la cancha, golpeando de fondo y buscando angulos. La dificultad es que a la hora del partido no encuentro el golpe de fondo y termino dejando la bola casi siempre en la T, o termino haciendo globos constantemente porque pienso qeu si golpeo de fondo se me va la bla fuera, agradezco tu consejo, gracias

Carlos García dijo...

Hola Medina, gracias por tu comentario:
Por lo que me comentas parece un claro caso de problema de activación. Hay un modelo experimental clásico que demuestra que el nivel de activación determina la percepción de espacio, tiempo y velocidad. Con una activación baja se perciben las distancias como menores que en la realidad, y con activación alta sucede lo contrario. Por lo tanto, si estás hipoactivado, corres el riesgo de llegar tarde, golpear corto, bajo y flojo, además de percibir la velocidad de la bola más lenta de lo que es. Al contrario, si estás hiperactivado, te precipitarás, golpearás más alto y fuerte de lo necesario, enviando las bolas largas de fondo o demasiado altas, etc...
La mejor solución que hemos conseguido en el Centro de Tecnificación es corregir la activación entre punto y punto:
Si enviamos una sucesión de bolas cortas o a la red podemos interpretar que estamos hipoactivados, por lo que conviene activar las piernas, apretar los dientes y activarnos mediante autodiálogo.
En caso de que una sucesión de bolas sean demasiado largas, fuertes o altas (sin que nosotros lo decidamos) conviene realizar acciones de relajación (entre punto y punto) como respirar profundo y contener el aire unos segundos, ralentizar las acciones o pedirnos calma a nosotros mismos.
Se trata de encontrar un punto de activación idóneo, que cambia de persona a persona e incluso de día a día.
Suerte.
Carlos

Anónimo dijo...

Buenas Tardes Carlos

Sabes mi hijo ayer tuvo el peor partido que le e visto desde que juega tenis, el tiene 9 años (a fines de mayo cumple los 10), el ama el tenis..vive el tenis, su vida es este deporte y nosotros como Papas tratamos de apoyarlo en todo lo que se pueda.
Ayer estaba muy enojado en la cancha (ahun ganando 4-3) no daba mas de la rabia golpeaba la raqueta contra el suelo (aunque lo tenga prohibido de hacerlo y estando nosotros ahí mismo), estaba enfurecido, se gritaba que era malo y con cada reaccion negativa iba perdiendo mas el control y perdiendo puntos ya que pegaba muy mal cada pelota. Lo empataron a 4 y estaba llorando dentro de la cancha, seguia jugando pero a la vez estaba llorando, finalmente perdió el partido. Con mi señora terminamos muy mal (achacados, nos llego al corazon todo lo que le paso). Otra cosa en los entrenamientos juega muy bien pega muchas pelotas, pero en el partido se dedica a pasarla solamente.
Que debemos hacer alejarlo de los torneos por un tiempo?
Alejarlo del tenis por lo menos unos meses, buscar ayuda con algun psicologo deportivo?.

En realidad no sabemos que hacer.

Me quedo a la espera de alguna respuesta tuya.

Muchas Gracias

GPC

Carlos García dijo...

Hola GPC:
Por lo que me cuentas me parece que vuestro hijo es demasiado joven como para cargarse con tanto ímpetu competitivo. Parece ser que superpone el resultado ante el propio juego; no sé exactamente la situación de entrenamiento y entorno de tu hijo, pero parece que su aprendizaje está demasiado enfocado al resultado. Esto sucede cuando lo que se refuerza es un marcador por encima de del propio tenis. Yo conozco academias donde se provocan situaciones de competición entre los propios alumnos, dándoles mucha importancia a edades realmente no competitivas; en su lugar, en vez de reforzar el resultado de un partidillo, se debería enfocar el refuerzo hacia la buena ejecución de los golpes, hacia los momentos de buena actitud, hacia el intento de superación.
Otra cosa que incide demasiado en estas edades es aficionarse a consultar un ranking y realizar cálculos sobre el mismo. Un jugador de categoría benjamín no debería entrar en este tipo de afición, puesto que es una de las causas por las que su motivación se centra en una lista de posiciones en vez de ir al proceso del tenis en sí mismo.
Yo os aconsejo que intentéis no tener presente el ranking en absoluto, ni tan solo hacer interpretaciones adelantadas sobre el rival que le toca.
Por otra parte, reforzar mediante elogios verbales (o gesticulaciones) el juego en sí, un buen golpe, una buena actitud, movilidad, ...
Tampoco es muy adecuado cargarlo con exceso de partidos. Tiene más edad de aprender que de jugar; aunque retirarlo completamente de la competición tampoco creo que sea la opción.
Más que un psicólogo deportivo, que se hace difícil trabajar con estas edades, sugiero que sea el propio entrenador (o entrenadores) quien intente corregir el problema, centrando sus refuerzos en aspectos del proceso de juego y actitud más que en resultados, ya sea de partidos oficiales o de entrenamiento.
Gracias por tu consulta.
Un saludo
Carlos

laura po dijo...

Buenas noches Carlos tu pagina es muy interesante y educadora para nosotros los padres que no sabemos como manejar situaciones apremiantes en este dificil deporte,
queria consultarte sonbre mi hijo de 10 años , está comenzando a jugar torneos y hemos observado una conducta totalmente opuesta a cuando juega socialmente, me explico, cuando comienzan a realizarle winners o empieza a perder puntos, se ofusca, empieza a recriminarse, comienza a llorar y la actitud es continua y de alli en adelante juega el partido de brazos caidos, queremos saber que medidas debemos tomar ya que se ha hecho repetitivo cada vez que va perdiendo un partido y es preocupante ya que no se puede controlar muchas gracias

Carlos García dijo...

Hola laura:
Gracias por tu comentario.
Es una reacción muy típica la de tu hijo; sucede muy a menudo. Debemos tener en cuenta que son muy jóvenes para que la competición signifique para ellos una expresión de los entrenamientos. Es más bien un problema para el que no siempre disponen de recursos para solucionarlo. Una cosa es jugar para divertirse (socialmente, como bien dices tú) y otra es jugar para ganar. En este caso, su objetivo suele ser ganar, más que divertirse, y ello comporta cargas altas de adrenalina, sustancia muy potente y que a ciertas edades se hace un poco incomprensible.
Educarlos para aprender a salir de estas situaciones también se hace difícil por la edad. Una posible solución sería que ciertos entrenamientos se enfocaran a "saber salir de situaciones difíciles", como por ejemplo empezar partidillos de entrenamiento con el marcador en contra.
La solución de este tipo de problemas comporta ciertos procesos mentales que, a estas edades, todavía no controlan, como pueda ser el análisis de recursos propios y la aplicación de soluciones pertinentes. Tampoco es imposible, pero son procesos mentales que deben ser entrenados.
Te voy a pasar un enlace a un juego (una especie de puzzle) que a veces he empleado para instruirles en tal análisis.
http://www.minijuegos.com/Atome/3670
Estaría bien que aprendiera a resolver estos puzzles pero con condiciones:
1- NO PUEDE MOVER FICHA HASTA QUE NO ENCUENTRE LA SOLUCIÓN (el ensayo y error no instruye en el camino que deseamos)
2- NO SE PUEDEN UNIR BOLITAS DEL MISMO COLOR
3- NO DEBE QUEDAR NINGÚN PALITO NI AGUJERO LIBRE
4- ANTES DE APLICAR LA SOLUCIÓN DEBERÍA PRONUNCIAR UN "¡VA!" DE ÁNIMO
5- DEBE BUSCAR EN PRIMER LUGAR LAS SINGULARIDADES QUE LE LLEVARÁN A LA SOLUCIÓN (si sólo hay un palito en una dirección determinada, sólo habrá un agujerito donde encaje, por lo que ambas fichas irán inevitablemente juntas)
6- AL RESOLVER UN PUZZLE SE DEBE FELICITAR (bien, así, vamos)
Con ello pretendemos que aprenda a:
1- Percibir la situación
2- Analizar posibilidades de solución
3- Planificar una estrategia
4- Ejecutar dicha estrategia
Si aprende a realizar estos procesos y lo aplica al tenis, algo cambiará.
Espero que te sea útil. Si no, vuélveme a escribir.
Gracias
Carlos

Anónimo dijo...

Hola!! Muy interesante tu página y comentarios, ayudan mucho, gracias.
Una pregunta mi hija de 15 está en tenis competitivo y entrena hacen 5 o 6 anos,ella ha estado con altas y bajas mejorando su juego y su ranking. Sin embargo hay un tema recurrente que no le permite cerrar partidos "cuando los está ganando", se va al 3er. set o pierde el set 6-3 cuando esta fácilmente está 3-1 y 40-0, cuando hablé con ella dice que siempre tiene miedo a que una menor o pequena o con menos preparación le gane, y que puede manejar mejor partidos cuando sus rivales son igual o mejores que ellas?? puedes aconsejarme como corregir esto?? gracias!!

Carlos García dijo...

Hola y gracias por escribir:
El problema de tu hija es muy común, principalmente en tenis.
De hecho creo que hay varios comentarios referentes a este problema. Si el objetivo de tu hija es ganar el partido, en el momento en que se vea ganadora relajará su concentración y su activación. Como su rival va perdiendo y tiene poco más a perder, se relajará, arriesgará más y, si gana algunos puntos o juegos, se empezará a gustar y pondrá en aprietos a tu hija. Entonces, ésta intentará reaccionar con urgancias para cerrar el partido, pero, es muy difícil volver a coger la concentración, puesto que en su cabeza, muy posiblemente, ya estuviera festejando la victoria.
Entonces, lo que os sugiero, es que tu hija cambie la concepción del objetivo: en vez de intentar símplemente ganar el partido, que intente ganar con la máxima diferencia. De esta forma no dará por acabado el partido hasta que no consiga un resultado holgado.
Además de esto, si repasas algunos de los artículos y respuestas a comentarios, encontrarás información útil sobre cómo dominar el sistema atencional y centrarse en analizar el presente en vez de aventurarse mentalmente en el futuro.
Gracias de nuevo por tu comentario.
Atentamente.
Carlos García

DG dijo...

Hola Carlos. Soy el padre de un chico de 14 años. Primero comentarte que fuera de la pista es un chico excepcional, con un carácter temperamental pero educado y respetuoso. En resumen, desde qué empezó a competir hace ahora unos dos años y medio su conducta en la pista ha dejado siempre mucho que desear. Su exigencia a si mismo llega al extremo de golpearse con la raqueta en las piernas cuando falla, (imagínate todo lo demás) incluso cuando gana 5-0. Un winner del contrario es siempre por fallo suyo y su negatividad está presente siempre en su juego. Su conducta es intolerable,incluso nos llega a perder el respeto con insultos cuando tratamos de tranquilizarle, conducta que como comprenderás no puedo tolerar. Tanto es así que hace unos días hemos tenido que retirarlo de la competición por que entendemos que su sufrimiento en la pista ya le está afectando en su comportamiento fuera de ella. No quisiéramos retirarlo de la competición pero hemos intentado por todos los medios cambiar su actitud, hacerle entender que es un deporte y nada más y que como tal es para disfrutar y no para sufrir, pero ha sido imposible. Es una pena por que tiene un gran potencial según sus entrenadores pero creo que no le está haciendo nada bien en su vida este comportamiento que solo hace sufrir tanto a él como a nosotros. Me gustaría que además de tus comentarios, me recomendaras algún libro o artículo que tanto él como nosotros pudiéramos leer para intentar solucionar esta situación. Creo que estás haciendo una gran labor con tus publicaciones y consejos. Gracias anticipadas por tu interés.

Vicky Ambrosio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicky Ambrosio dijo...

Gracias, es muy util :D

Anónimo dijo...

muy bueno

Anónimo dijo...

hola Carlos. Tengo un hijo de 9 años juega al tenis desde muy pequeñito y compite desde hace un año y medio, estoy buscando bibliografia y consejos para aprender y poder ayudarnos tanto a nosotros los papas como a nuestro hijo, pues ya vemos que empieza a desconcentrarse en los partidos, su actitud es buena es un chico muy respetuoso y contenido, pero muchos gestos le delatan( baja la cabeza, arquea la espalda, baja los hombros, nos mira mucho....) y vemos que se va desinflando poco a poco. Puedes darme algun consejo e indicarme si puedeo leer algun libro tuyo sobre el tema?
Muchas gracias
Un saludo y gracias, leer todo lo que pones ayuda y enseña muchisimo.

Carlos García dijo...

Hola, gracias por el comentario.
Justamente estoy acabando un libro sobre la evolución psicológica en los tenistas desde pre-benjamines hasta cadetes, junto al que fue entrenador de Carlos Moyá, Joan Bosch, en el que también se incluirán algunas entrevistas a renombrados tenistas.
Los signos que tu hijo presenta son claros de desactivación psicofisiológica. Cuando hay un descenso de "arousal" (activación) se elicitan emociones negativas de impotencia, inutilidad, desagrado de la situación, etc... Además de los signos descritos, posiblemente también llegue tarde, pierda profundidad en sus devoluciones, muchas bolas vayan a la red, aumente el número de dobles faltas, etc... Si es así os aconsejo que se le enseñe a re-activarse psicofisiológicamente, con series de "canguros", apretando los dientes, hablándose (exigiéndose salir del estado en el que está: ¡Vamos, actívate!). Así mismo, para recuperar la confianza, es bueno que devuelva "como pueda" algunas bolas sin atacar, hasta que vuelva a coger las distancias e impulsos necesarios.
De todas formas, hay que aplaudir las buenas jugadas más que el marcador; si va por debajo y hace una buena jugada, aplaudírsela, pero si va ganando y hace un punto de suerte, no aplaudirlo. Que disfrute de hacer buen tenis, aunque sea perdiendo.
Gracias por vuestro comentario.

Anónimo dijo...

Hola Carlos, tengo una hija de 12 años, desde muy pequeña empezó a entrenar, y a los 10 años a competir, es muy dedicada en sus entrenamientos, tiene excelente movilidad, tiene buena técnica,le gusta pegarle fuerte su bola tiene buena aceleración , pero algunas veces al momento de competir con niñas de su categoría se congela, no reacciona, y cuando compite con niñas mayores es otra , le gusta dominar el juego,no se si esta muy presionada porque todos la que la conocen saben de su tenis. No sabemos que hacer, la apoyamos muchisimo, mi pregunta es ¿necesita un psicólogo?... en espera de tu respuesta saludos

Carlos García dijo...

Hola y gracias por el comentario.
Desde mi punto de vista tu hija es demasiado joven para recibir un programa de perfeccionamiento psicológico ya que hay ciertos conceptos que le serían difícil entender, pero es símplemente una opinión personal.
Lo que veo claro es que cuando hay algo en juego que "se espera de ella" como vencer a una contrincante de su edad, pierde la atención por los estímulos relevantes y se centra en las posibles consecuencias negativas de la derrota, por lo que su juego cambia el objetivo de "ganar" por el de "no perder". Esto conlleva un juego más conservador y a evitar el error en vez de conseguir el acierto. La solucion es teóricamente fácil, pero difícil de poner en práctica. Tu hija debe centrarse en el juego y no adelantar acontecimientos como pueda ser las consecuencias negativas de una derrota. Por eso, cuando juega con una mayor las consecuencias que ella percibe de la derrota son menos negativas que si su contrincante es de su categoría.
Por lo tanto, se la debería instruir en centrarse en presente, el juego en sí, analizar y planificar para ganar, en vez de para evitar la derrota.
Para empezar, una cosa que tu hija debería tener muy clara es que SIEMPRE se puede obtener beneficio de un partido: si se gana por el premio que ello supone (satisfacción) y si se pierde por el aprendizaje que se puede obtener. Por lo tanto, la consecuencia de "perder" debe ser enfocada hacia el análisis de las causas en vez de que implique consecuencias emocionales negativas de frustración.
Para ello es muy interesante que el entrenamiento incluya un análisis detallado de los fallos por ella misma (con la moderación del entrenador), centrándose en aspectos NO EMOCIONALES del juego. Resumiendo, pienso que a tu hija le sería beneficioso el concepto de que, a su edad, lo importante es el aprendizaje, por encima de los resultados y que una derrota es la mayor fuente de aprendizaje que encontrará. Debe evitar centrarse en las posibles consecuencias negativas de la derrota y sustituirlas por positivas.
Como he repetido muchas veces en este blog: HAY QUE CENTRARSE EN EL PROCESO, NO EN EL RESULTADO.

Psicología Costa Rica dijo...

Excelente post. Si bien esta dedicado al tenista siento que los consejos son validos para todos los deportistas. Realmente es necesario un entrenamiento psicológico antes de cada partido o competencia, pues el estado emocional y psicológico afecta mucho en cada competincia.
Con esto realmente demuestran que además de un entrenador personal es vital tener un especialisata en psicología del deporte con el equipo.
Me pareció interesante el tema de forzar la risa, pues en la psicología está tomando importancia la risoterapia. Y vincularlo con el deporte... es cierto los resultados cambiarían inmediatamente.

Gracas

Carlos García dijo...

Gracias por el comentario.

jimena dijo...

hola Carlos..mi problema es a la hora de entrar a un campeonato de tenis, me pongo demasiado nerviosa en especial mi brazo se me pone duro y muchas veces me quedo parada sin poder reaccionar a contestar la pelota me quedo quieta y reacciono tarde y me da miedo darle fuerte a la bola por el temor de que se salga de la cancha. gracias

nba dijo...

Hola Carlos, mi hija tiene 15 años y cuando juega se pone muy negativa no celebra sus puntos pero si falla un tiro o la rival hace un punto se lamenta bota la raqueta, grita y comienza a hacer dobles faltas, sin embargo no quiere dejar el tenis porque dice que le gusta. El año pasado daño 2 raquetas y dice que no puede controlarse.

Jesús Rodríguez Bueno dijo...

Buenas Carlos, desde hace un par de años tengo serios problemas a la hora de jugar al tenis, siempre he tenido un buen nivel, y he entrenado con la gente de competición, hasta que en una competición de pronto me senti agobiado por mi entrenador y ante la presión no metia una bola, termine el torneo sin meter dos bolas seguidas, volví a mi ciudad y todo volvió a la normalidad, hasta el año siguiente que en verano me volvió a pasar otra vez, es como un cosquilleo en el brazo que no me deja jugar bien, cometo fallos muy graves que no me han pasado en mi vida, como lanzar la bola directamente a la valla, termino el verano estuve un tiempo sin jugar y volvi más o menos a la normalidad, nunca sin volver a mi nivel, en verano otra vez me volvió a pasar y ante la desesperación de ver que me bajarón a entrenar con la gente de precompetición la cual empezaba a estar a mi nivel, me borre del tenis, ya que no disfrutaba entrenando, sufria y veia como jugaba mucho peor que casi cuando empeze a jugar al tenis, si pudieras ayudarme de alguna forma, te estaria muy agradecido, solo quiero volver a disfrutar jugando al tenis, y volver si no al nivel de cuando entrenaba en serio y competia, por lo menos al nivel que debería de tener si no fuera por mi mente, me han comentado que le suele pasar a jugadores de baloncesto lo que me pasa a mi, pero lo mio parece que se ha quedado permanente, hay veces que juego a mi nivel, pero pienso que estoy jugando bien y vuelve otra vez el problema.

Espero que me puedas ayudar y no me haya enrollado mucho.

saludos

Carlos García dijo...

Hola Jesús, gracias por tu comentario.
Está claro que has adquirido un condicionamiento operante, es decir, jugar un partido se te ha convertido en la necesidad de huir de un castigo (consecuencia desagradable), por lo que tu juego se orienta más hacia la evitación del castigo que hacia la obtención de un premio. Según lo que cuentas parece ser que el desencadenante de este condicionamiento fue la presión del entrenador, desviando la atención de tu juego hacia las posibles consecuencias en vez de hacia la consecución del objetivo.
Hablas de un csoquilleo en el brazo, señal de que has perdido el automatismo en tu juego, lo que te hace perder tu calidad técnica.
Desde mi punto de vista y con la información de que dispongo, para recuperar tu competitividad en los partidos te sugiero lo siguiente:
1) Hacer un ejercicio de autocrítica, positiva y negativa, con papel y bolígrafo en mano, una línea vertical y en una de las columnas escribes tus virtudes técticas, tácticas y psicológicas, y en la otra columna tus defectos. Debes ser realista en tu autodefinición. Lo que consideras que "normalmente haces bien" es en lo que debes confiar y no dudar en absoluto a la hora de ejecutar. Si fallas algún golpe que en teoría no deberías haber fallado, no le des vueltas, ya saldrá bien.
2) Tu cabeza debe aprender a analizar la situación, NUNCA en hacer autocrítica durante un partido. El análisis de la situación pasa por la siguiente cadena ·observación --> ·análisis --> ·planificación --> ·ejecución. Busca la forma de hacerle daño al rival y evitar que él te haga daño a ti, siempre CONFIANDO en tus golpes, puesto que los sabes hacer bien, no lo dudes, que si lo dudas pierdes la confianza.
2) Controla tu activación durante el partido mediante un ritual entre puntos: si tus fallos son por defecto (bolas a la red, cortas, llegas tarde, etc...) reactívate hablándote, activando piernas y apretando los dientes; si tus fallos son por exceso (bolas largas, precipitación, urgencias, ...) debes desactivarte un poco mediante respiración profunda, aguantas 5 seg. y soplas el aire (http://psicologiaeneldeporte.blogspot.com.es/2008/03/tcnica-de-respiracin-trifsica-para.html) (fíjate como Djokovic lo hace etre puntos).
3- Nunca anticipes tu pensamiento más allá del punto que estás jugando: ni "voy a ganar", ni "voy a perder", ni "me ha cantado un out que no lo era", etc... Tu objetivo es colocar la bola donde le duela al rival y evitar que el rival pueda realizar el juego que me hace daño.
4- Aprende a controlar tu sistema atencional (http://psicologiaeneldeporte.blogspot.com.es/2009/02/tecnica-de-la-expansion-de-la.html), abriendo, cerrando, saliendo, entrando: Tu tarea está en la pista, lo externo puede entorpecer más que ayudar.
5- Entrena a tope, siempre con algún objetivo de superación en mente; no entre a entrenar "porque sí, porque te toca", sino que ves a aprovechar la oportunidad que supone un entrenamiento.
6- Juega por ti, no por los demás. No tienes que demostrar nada a nadie; un partido es un juego, y cuando jugamos lo hacemos para divertirnos y para ganar; busca la diversión haciendo el tenis bonito.
7- Celebra cuendo hagas las cosas bien y analiza cuando las hagas mal, buscando soluciones lógicas.
8- Háblate a ti mismo SOLO sobre los aspectos tácticos que te pueden llevar a ganar, nunca sobre tus carencias o "lo malo que eres" (este tipo de comentarios son demoledores)
9- Juega para ganar, nunca para quedar bien. Tu ambición es lo que controlará tu motivación: si no te ves ganador, no lo serás, pero si te ves ganador, puede que no lo seas, pero también puede que lo seas.
Ánimo, ponte el mono de trabajo y empieza a currar a tope pero con razón, evita cualquier tipo de emoción.
Recuerda que a través de www.carpsonline.com asesoramos a deportistas del más alto nivel. Si deseas consultarnos algo, no lo dudes.
Gracias por tu consulta.
Carlos García
Doctor en Psicología

Cristian dijo...

Creo que la psicología en el deporte es algo muy importante ya que le permite a uno mantener la cabeza fuerta mas alla de cómo le vaya. Ya hace varios años que no juego y por eso hoy en dia mi única conexión con el deporte son los psp juegos, jaja

Tania dijo...

Muchas gracias Carlitos por todos tus consejos, tratare de ponerlos en practica ya q yo tambien tengo el mismo problema q muchos aqui.

Luks dijo...

No se si todavía seguís respondiendo los msj que te escriben, pero estuve leyendo y das muy buenas respuestas.

Mi "Gran Problema" , resulta que venia jugando mediante mente bien, ganando seguido, y ahora entre en una debacle de 3 derrotas seguidas (y son partidos que antes ganaba sin problema) . La cuestión es que durante el partido empiezo muy tranquilo ganando "fácil" por así decirlo, pero a medida que pasa el set, como que me caigo , y los pierdo, o partidos simples, que pierdo por tonterías, muchos errores,doble faltas, etc. Me enojo facil cuando suceden estas cosas, ahora estoy en esa situación, de enojo, que no se como seguir de esta manera.

Nuevamente te felicito por tus consejos!

Carlos García dijo...

Hola Luks, gracias por tu comentario. Por lo que me cuentas, parece ser que tu nivel es bueno pero decrece la concentración con el tiempo. Según mi experiencia, la estrategia más útil para evitar esta decaída sería instaurar un ritual que se ejecute durante todos y cada uno de los puntos del partido, tanto si se gana el punto como si se pierde. El ritual se tiene que definir por el propio jugador y realizarlo SIEMPRE en los entrenamientos de manera que se llegue a automatizar. De esta forma nos obligamos a realizar cálculos pertinentes.
Encontrarás un artículo sobre el ritual en este enlace. http://psicologiaeneldeporte.blogspot.com.es/2013/10/ritual-en-el-tenis.html

Espero que te sea útil y recuperes tu nivel de juego.
Un saludo.
Carlos García

Luks dijo...

Gracias Carlos, lo leo, lo pongo en práctica y te comento como me fue, gracias por tomarte el tiempo de leer y responder!

Luks dijo...

Carlos Gracias por ese articulo, seguí un par de consejos (como lo de las cuerdas, por cada punto), por ahora me viene funcionando, ya se que no es de un día para otro, pero de a poco se sale adelante.

Otro tema, bah relacionado a lo mismo, como puedo hacer para implementar mi estilo de juego, cuando mi rival es alguien que juega solo a meter y meter (Tanto como con slice como pelotas altas al fondo), y que esto no agote mi paciencia, me pasa que no quiero estar por punto pasando 20/25 pelotas, por que no lo disfruto al partido. Y que de 24 puntos que puede llegar a tener un set (pierdo 22 por errores no forzados)
Me pasa que pierdo la paciencia y me voy del partido, la mente se va, se satura, y no quiere estar mas ahí, ya se que no hay una formula magica, pero que puedo hacer, para no saturarme con un rival con ese estilo de juego.

Gracias nuevamente

Carlos García dijo...

Hola de nuevo Luks.
Hay una cosa que está clara en el tenis, y es que hay tantas formas de juego como rivales. En el caso de lo que tú me comentas, pienso que no queda más remedio que entrenar el enfrentamiento a estos rivales, con alguien que juegue por el estilo para coger hábitos de paciencia y entereza psicológica.
El deporte de enfrentamiento se basa en aumentar las probabilidades de éxito, es decir, llevar el juego hacia la configuración que me dé más probabilidades de poder ejecutar mi juego, de proyectar mis golpes. Y para ello hace falta una cualidad de la que me comentas que andas algo escaso: la paciencia. Cuando perdemos la paciencia es porque asumimos que tenemos algo mejor que hacer que estar perdiendo el tiempo en aquel partido. Si realmente algo similar acude a nuestra mente, es porque no le damos el valor necesario a ganar aquel partido, porque no nos jugamos nada importante, puesto que si así es, si realmente valoramos el significado de ganar, el tiempo que invirtamos en ganar no nos importa tanto. Ganar, cueste lo que cueste.
Y, como te decía antes, se trata de aumentar nuestras posibilidades de éxito, de manera paulatina, sin prisas, hasta que en un momento dado el rival (que juega muy conservador) empieza a dudar de su efectividad, y es en ese punto donde todo se pone a nuestro favor.
Por tanto, la mejor forma de adquirir la paciencia es: entrenar con rivales de este tipo, valorar la importancia que significaría ganar aquel partido e intentar virar el estilo de juego paulatinamente hacia un aumento de las probabilidades de ejecutar tu estilo de juego ( con correcciones pequeñas, no intentar el cambio de golpe), hasta que se alcanza el punto crítico en que el rival empieza a dudar de su propia estrategia.
Superar un partido de este estilo se convierte en sí mismo en un desafío motivacional que aumenta el valor de la victoria.
Sigue con la mente analítica, que es la base para evitar la emoción de impaciencia que te puedan causar este tipo de jugadores.
Suerte Luks
Carlos

Luks dijo...

Gracias Carlos nuevamente por tomarte el tiempo en responder =)
Y pensándolo bien, tenes razón, usar esas situaciones para seguir creciendo mentalmente, y a la vez mejorar ;)

Compártelo