martes, 29 de mayo de 2018



TU CEREBRO Y EL DEPORTE
Tu cerebro puede llegar a ser totalmente distinto en función de si practicas o no practicas deporte.
¿No te lo crees?
Vamos a compartir contigo algunos datos de las Neurociencia (las ciencias que estudian el cerebro y el sistema nervioso, así como su relación con los pensamientos y con las conductas) que avalan la práctica deportiva:
  • Se generan nuevas neuronas (proceso de Neuro génesis). El hecho de que se produzca una mayor oxigenación en todo el cuerpo (incluyendo el cerebro), hace que también se puedan crear nuevas neuronas (en especial en el área del hipocampo, que está vinculada con la memoria).
  • Mejora el estado de ánimo. Favorece la secreción de hormonas que nos hacen sentir bien como: las endorfinas, serotoninas y dopamina.
  • Permite que podamos pensar mejor. Concretamente, nos ayuda a efectuar de una mejor manera las funciones ejecutivas, como serían la planificación, la toma de decisiones, el auto control o reflexión…
  • Amplían nuestra atención y capacidad de concentración. Esto nos permite que podamos dedicar más tiempo a estar atentos/as a una tarea o a un estímulo (atención sostenida), así como también a poder alternar entre varios estímulos (atención selectiva), o estar atentos/as a varios estímulos a la vez (atención dividida).
  • También nos ayuda a ser más creativos/as, a poder buscar alternativas y nuevas fórmulas para solucionar nuestros retos o problemas (flexibilidad mental).
  • Facilita la generación de materia gris que es la que nos permite poder procesar mejor la información (capacidades de ideación y de razonamiento).
  • Facilita la integración entre los dos hemisferios. A través del cuerpo calloso (zona donde hace de puente entre el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho) se generan más conexiones ayudando a una mejor y más rápida transmisión de la información cerebral.
  • Ayuda a reducir el estrés y las tensiones. No sólo por la generación de las hormonas, sino como una manera de centrarnos en el momento presente (ejecución de los ejercicios o juegos deportivos), y así poder olvidarse de los problemas del pasado y del futuro.
  • Ayuda a que tengamos un cerebro más joven y más saludable.
A modo de conclusiones, son muchos los beneficios que podemos obtener de la práctica deportiva. Aquí hemos explorado los principales en relación a nuestro cerebro y sistema nervioso. Espero que con estos puntos tengas ahora más ganas de iniciarte o de seguir en tu carrera o práctica deportiva.
ORIOL LUGO. Psicólogo e investigador de la Universidad Ramon Llull de Barcelona

No hay comentarios: